De Dorapa (filosofía rápida)
De Carlos Drag

El mundo -socialmente hablando- tiene sus generalidades, pero cada comunidad tiene sus particularidades.

El café.. más propiamente el cafetín de Buenos Aires, queriendo o porque el rodar del "crisol de razas" así lo estableció, se convirtió en el lugar apropiado para filosofar; tal vez una cierta filosofía de color gris ausencia, pero filosofía la fin. Y entre trago y trago de un "diluyente" alcohol barato y una "angustia neblinosa" de un Buenos Aires húmedo y una "sequedad" de la inmigración se han ido constituyendo en un tartán ciudadano a una temática casi doméstica: una sarta de conceptualizaciones, incógnitas e irresoluciones diarias, mezcladas con el recuerdo de alguna mina -casi siempre casquivana- y el héroe deportiva (preferentemente futbolero) o el acogotamiento virtual del político escurridizo (preferentemente ministro de economía o del interior) van dando origen al tratamiento científico de la episteme, se convierte en una doxa cosmopolita que por algo hace sentir a esta geografía pampeana-portuaria como si se tratara de las costas de Mileto, de Atenas o de Siracusa, es decir, caseras.

Claro que a la globalización mediante ese tedio esclarecedor que brinda el filosofar se hace arduo el poderlo mantener, pero como todo criollo siempre le encuentra la vuelta para poder escabullir la legislación -sobre todo la que se implantó con malicia-, aunque sea de parado, o peor, transitando por la calle en una desordenada imposición laboral y para seguir integrados socialmente, no por ello este mayoritario conjunto humano sudaca, nostálgico y mundano no dejará de continuar esclareciendo sus ideas -inmediatas y mediatas- tomando más de lo sabiondo que de lo suicida, para poder sobrellevar la diariedad que le aporta el hábitat.

Y en la rápida sucesión de idas y venidas, tal vez en De Dorapa, se puedan encontrar algunas tendencias cómplices de esas inquietudes que, si bien son propuestas desde la generalidad, sólo encuentran convencimiento desde la actitud de la popularidad.